V. Administración de la “Casa de Dios” (31-57)

 

Introducción al capítulo XXXII.

La conexión con el capítulo precedente es palmaria. Se ha hablado de la conveniencia de dar colaboradores al mayordomo, y ahora se precisan las normas al efecto. Además, el tema de ambos capítulos es común.

Contenido del capítulo

1-2

Los auxiliares del mayordomo.

3

Inventario.

4-5

Sanciones de los negligentes

 

 

Capítulo XXXII. De las herramientas y enseres del monasterio.

Comentario espiritual sobre la Regla de san Benito por Denis Huerre

 

10 mar., 10 jul., 9 nov.

1El abad elegirá a hermanos de cuya vida y costumbres esté seguro para encargarles de los bienes del monasterio en herramientas, vestidos y todos los demás enseres, 2y se los asignará como él lo juzgue oportuno para guardarlos y recogerlos. 3Tenga el abad un inventario de todos estos objetos. Porque así, cuando los hermanos se sucedan unos a otros en sus cargos, sabrá qué es lo que entrega y lo que recibe.

4Y, si alguien trata las cosas del monasterio suciamente o con descuido, sea reprendido. 5Pero, si no se corrige, se le someterá a sanción de regla.