IV. RÉGIMEN INTERIOR Y DISCIPLINARIO (21-30)

 

2. Código de disciplina regular (23-30)

Es un grupo compacto de normas relativas a la corrección de los monjes por las faltas cometidas. Comprende los capítulo 23-30. No debe causar maravilla que en el monasterio puedan cometerse faltas que merezcan las penas aquí establecidas. El hombre es débil y cae fácilmente. La presencia de estas debilidades no es el mayor perjuicio de un monasterio. Lo que lleva a la ruina es la negligencia en corregirlas rápida y sabiamente.

San Benito se dirige en primer lugar a los monjes adultos, de quienes puede exigirse una plena responsabilidad de sus actos. A ellos dedica casi la totalidad de las prescripciones aquí contenidas (23-29). Al final da también las normas que deben seguirse con los niños (30).

En el fondo de toda esta legislación se halla latente una gran vitalidad espiritual. Para san Benito, toda sanción persigue en última instancia la salvación del alma, al par que intenta la extirpación radical del vicio contraído. Los procedimientos se adaptan a la finalidad que se proponen, presentándose en forma sobria, prudente y discreta, siendo ello un caso único en la legislación de aquellos tiempos.

Toda legislación entre los hombres está condenada al fracaso si no hay sanciones que estimulen su observancia. Y san Benito las ha dado de una manera bien precisa. De la colocación de estos capítulos inmediatamente después de los que tratan de los decanos (21-22), parece deducirse que son estos los que tienen la misión de aplicar las prescripciones del código penal.

Un breve, pero sustancioso resumen histórico de las prácticas penitenciales monásticas prebenedictinas se hallará en Steidle, seguido de una detallada exposición de los puntos principales de la observancia e instituciones disciplinares establecidas por san Benito. Otra exposición la ofrece Oesterle. Referente a la relación del código penal monástico con la antigua disciplina penitencial de la Iglesia, véase Spilker. Sobre la moderación humanidad y a la vez energía de san Benito, véase Heufelder.

Contenido del capítulo:

1

Culpas graves.

2-5

Jerarquía de las correcciones.

 

 

Capítulo XXIII. De la excomunión por las culpas.

Comentario espiritual sobre la Regla de san Benito por Denis Huerre

 

28 (ó 29) feb., 30 jun., 30 oct.

 

1Si algún hermano recalcitrante, o desobediente, o soberbio, o murmurador, o infractor en algo de la santa regla y de los preceptos de los ancianos demostrara con ello una actitud despectiva, 2siguiendo el mandato del Señor, sea amonestado por sus ancianos por primera y segunda vez. 3Y, si no se corrigiere, se le reprenderá públicamente. 4Pero, si ni aún así se enmendare, incurrirá en excomunión, en el caso de que sea capaz de comprender el alcance de esta pena. 5Pero, si es un obstinado, se le aplicarán castigos corporales.