SANTA ESCOLÁSTICA

SAN BENITO
LA SANTA REGLA

 

CALENDARIO LECTURA DIARIA

INTRODUCCIÓN AL PRÓLOGO
PRÓLOGO

I. CONSTITUCIÓN ORGÁNICA DEL MONASTERIO:
CAP.  I: De los géneros de monjes.
CAP. II: Cuál será el abad
CAP. III: De convocar a los monjes a Consejo

II. EL ARTE ESPIRITUAL
CAP. IV: Cuáles son los instrumentos de las buenas obras.  
CAP. V: De la obediencia
CAP. VI: Del silencio
CAP. VII: De la humildad

III. LA ORACIÓN
CAP. VIII: De los Oficios divinos por la noche
CAP. IX: Cuántos salmos han de decirse en las Horas nocturnas
CAP. X: Cómo ha de celebrarse en verano la alabanza nocturna
CAP. XI: Cómo han de celebrarse las Vigilias los domingos
CAP. XII: Cómo ha de celebrarse el oficio de Laudes
CAP. XIII: Cómo han de celebrarse las Laudes en días feriales
CAP. XIV: Cómo han de celebrarse las Vigilias en los natalicios de los santos
CAP. XV: En qué tiempo se dirá Aleluya
CAP XVI: Cómo han de celebrase los divinos Oficios durante el día
CAP XVII: Cuántos salmos han de cantarse en las referidas horas
CAP. XVIII: Con qué orden han de decir los salmos
CAP. XIX: Del modo de salmodiar
CAP. XX: De la reverencia en la oración

IV. RÉGIMEN INTERIOR Y DISCIPLINARIO
CAP. XXI: De los decanos del monasterio
CAP. XXII: Cómo han de dormir los monjes
CAP XXIII: De la excomunión por las culpas
CAP. XXIV: Cuál debe ser la norma de la excomunión
CAP. XXV: De las culpas más graves
CAP. XXVI: De los que sin orden del abad se juntan con los excomulgados
CAP. XXVII: Cuán solicito debe ser el abad con los excomulgados
CAP. XXVIII: De los que muchas veces corregidos no quieren enmendarse
CAP. XXIX: Si deben ser otra vez recibidos los monjes que salen del monasterio
CAP. XXX: Cómo han de ser corregidos los niños en su menor edad

V. ADMINISTRACIÓN DE LA "CASA DE DIOS"
CAP. XXXI: Cuál debe ser el mayordomo del monasterio
CAP. XXXII: De las herramientas y enseres del monasterio
CAP. XXXIII: Si deben tener los monjes alguna cosa propia
CAP. XXXIV: Si todos han de recibir igualmente lo necesario
CAP. XXXV: De los semaneros de cocina
CAP. XXXVI: De los hermanos enfermos
CAP. XXXVII: De los ancianos y niños
CAP. XXXVIII: Del lector semanero
CAP. XXXIX: De la tasa de la comida
CAP. XL: De la tasa de la bebida
CAP. XLI: A qué horas conviene que coman los monjes
CAP. XLII: Que nadie hable después de Completas
CAP. XLIII: De los que llegan tarde al Oficio divino o a la mesa
CAP. XLIV: Cómo han de satisfacer los excomulgados
CAP. XLV: De los que se equivocan en el oratorio
CAP. XLVI: De los que faltan en cualesquiera otras cosas
CAP. XLVII: Del hacer la señal para la Obra de Dios
CAP. XLVIII: Del trabajo manual cotidiano
CAP. XLIX: De la observancia de la Cuaresma
CAP. L: De los monjes que trabajan lejos del oratorio o van de camino
CAP. LI: De los hermanos que no van muy lejos
CAP. LII: Del oratorio del monasterio
CAP. LIII: Cómo se ha de recibir a los huéspedes
CAP. LIV: Si debe el monje recibir cartas o alguna otra cosa
CAP. LV: Del vestido y calzado de los monjes
CAP. LVI: De la mesa del abad
CAP. LVII: De los artífices del monasterio
CAP. LVIII: Del modo de recibir a los hermanos
CAP. LIX: De los hijos de nobles o de pobres que son ofrecidos
CAP. LX: De los sacerdotes que acaso quisieren vivir en el monasterio
CAP. LXI: Cómo han de ser acogidos los monjes peregrinos
CAP. LXII: De los sacerdotes del monasterio
CAP. LXIII: Del orden de la comunidad
CAP. LXIV: De la ordenación del abad
CAP. LXV: Del prepósito del monasterio
CAP. LXVI: De los porteros del monasterio
CAP. LXVII: De los monjes envados de viaje
CAP. LXVIII: Si a un hermano le encomiendan cosas imposibles
CAP. LXIX: Que nadie se atreva a defender a otro en el monasterio
CAP. LXX: Que nadie se atreva a golpear arbitrariamente a otro
CAP. LXXI: Que se obedezcan unos a otros
CAP. LXXII: Del buen celo que deben tener los monjes
CAP. LXXIII: De que no toda la práctica de la justicia está prescrita en esta Regla